Quienes viven en Quintana Roo reciben más servicios con mejor calidad en beneficio de la salud: Carlos Joaquín

0
531

-En tres años, la SESA obtiene la certificación para 170 centros de salud, 10 unidades médicas de especialidad, 12 unidades médicas móviles, tres servicios de atención integral y cuatro unidades de cuidados intensivos neonatales
-El gobernador de Quintana Roo reconoció la antigüedad de 326 trabajadores, 223 de base federal y 103 de base estatal y de confianza

Chetumal.- “En Quintana Roo, aún falta mucho por avanzar en materia de salud y en disminuir las desigualdades, pero hay logros, como estas certificaciones que para la gente representan servicios de calidad y eficiencia en los centros de salud y no solamente en los hospitales”, expresó hoy el gobernador Carlos Joaquín.

El gobernador de Quintana Roo presidió la ceremonia de entrega de dictámenes de acreditación a unidades médicas y entregó estímulos por antigüedad en el trabajo al personal de la Secretaría de Salud que cumplió 20, 25, 30, 35, 40 y 45 años de servicios.

A tres años de la administración del gobernador Carlos Joaquín, se ha avanzado en mejorar la calidad de los servicios de salud para que quienes viven en las zonas rurales de Quintana Roo reciban la misma atención que quienes viven en las ciudades.

En los primeros tres años, logró acreditar 199 unidades de salud, entre las que se incluyen 170 centros de salud, 10 unidades médicas de especialidad, 12 unidades médicas móviles, tres servicios de atención integral y cuatro unidades de cuidados intensivos neonatales.

En Quintana Roo, existe una infraestructura instalada de 205 unidades médicas y -durante 2017, 2018 y 2019- el gobierno destinó recursos por el orden de los 230 millones de pesos para mejorar los edificios, equipar las unidades y adecuar los procesos de atención de acuerdo con lo que establecen las cédulas de acreditación.

Recuperar muchos años de abandono y desinterés en la infraestructura, equipo y personal, permitió la acreditación de casi el 100 por ciento de los servicios que a la gente presta la institución y en los centros de salud.

Sin embargo, Carlos Joaquín afirmó que se seguirá trabajando en los temas de inventarios de medicamentos, de equipamiento, de más personal. “Evidentemente, todavía se requiere de mucho trabajo, esfuerzo, gestión, negociaciones”, explicó.

La secretaria de Salud Alejandra Aguirre Crespo explicó que el objetivo central de los primeros tres años de gobierno era la acreditación del primer nivel de atención, toda vez que el volumen de necesidades en salud recae sobre ese nivel, pues es la primera línea de contacto de la población con los prestadores de servicios, tanto en la zona rural como en la urbana.

Precisó que este proceso de acreditación corresponde a la totalidad de los centros de salud. Es decir, que tanto las unidades rurales como urbanas ya están acreditadas en todos los municipios.

Estos logros también son resultado de la planta laboral, por lo que el gobernador Carlos Joaquín les expresó la felicitación de los quintanarroenses.

“Junto a esta certificación, está el trabajo que ustedes hacen todos los días. Cada uno, con sus historias, construye un Quintana Roo más justo, incluyente, transparente, igualitario y solidario, que trabaja por dejar atrás los años que se perdieron”, expresó el gobernador.

En total, se entregaron estímulos a 326 trabajadores, de los cuales 223 son personal de base federal y103 de base estatal y de confianza.

Florencia Góngora Cabañas es enfermera y trabaja en el hospital materno infantil Morelos. “Ha sido todo un privilegio ser enfermera y tener la paciencia y el amor para cuidar a las personas durante 45 años. Tengo el deseo de poder servir a estas personas, que son mujeres embarazadas que acuden a su atención”, dijo.

Mario Alberto Lozano Morales es trabajador de base en el Hospital General de Cozumel. Llegó a la isla como médico interno de pregrado, hizo su servicio social y ahí se quedó prestando sus servicios.

“El hospital ha crecido y en los últimos años se ha reconocido, se ha transformado para beneficio de la comunidad”, afirmó.

Estuvieron en el evento Yusalet Maraí Puc, doctora responsable de la Unidad Médica Móvil Tapir; enfermera Florencia Góngora Cabañas, trabajadora con 45 años de servicio; doctora María Fernanda Aguilar Ayala, directora de salud municipal en representación del Ayuntamiento de Othón P. Blanco; Barbaciano Sansores Matos, Secretario General de la sección 45 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud y Roberto Poot Vázquez, secretario del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Estado.

Dejar respuesta