Veladoras alumbraban el cadáver de un hombre que fue atropellado

0
505

Escalofriantes escenas: Un hombre murió tras ser atropellado en el Eje Central Lázaro Cárdenas y la calle Rafael Delgado, en la Ciudad de México

Un hombre perdió la vida cuando intentó cruzar una complicada vialidad de la Ciudad de México, pero fue arrollado por un auto particular y perdió la vida, de acuerdo con los primeros reportes.

El cadáver del hombre fallecido fue cubierto con una manta blanca y rodeado de varias veladoras, al lugar del mortal accidente llegaron sus seres queridos, que lloraban su muerte en el semáforo de la esquina, a unos pasos de donde murió.

Varias veladoras alumbraban el camino de los automovilistas que circulaban la madrugada del martes en el lugar donde atropellaron al hombre fallecido.

El cadáver del hombre y el lugar del accidente mortal solo era iluminado por las veladores que los familiares del occiso.

La víctima, de unos 40 años de edad, yacía boca abajo en los carriles centrales del Eje Central, en la Delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México, por lo que se alertó a los servicios de emergencia, quienes al llegar ya no pudieron hacer nada por él.

Alrededor de las 4:30 horas, un individuo intentó cruzar la vialidad a la altura de la calle Rafael Delgado, pero fue arrollado por un auto particular y perdió la vida, de acuerdo con los primeros reportes.

Según vecinos y testigos señalaron que el hombre que falleció vivía por la zona donde perdió la vida, poco después del accidente familiares ya habían llegado al sitio para reconocerlo.

Policías preventivos se presentaron en el lugar para resguardar el cuerpo en lo que Servicios Periciales de la Procuraduría capitalina arribaban para recabar evidencias y trasladarlo al lugar correspondiente.

También acudieron elementos de la Policía de Investigación para tomar indicios que permitan dar con el automovilista responsable, quien huyó tras embestir al hombre.

La escena del accidente era escalofriante debido a que en plena oscuridad de la madrugada lo único que iluminaba la calle eran las veladores que rodeaban el cadáver.

LEAVE A REPLY