Se desatan compras de pánico en Venezuela

0
786
Varios billetes de baja denominación saldrán de circulación, incluyendo los del cono monetario que aún eran usados en el país.

VENEZUELA.- Los venezolanos abarrotaron ayer los mercados y las gasolineras ante la inminente reconversión monetaria prevista para el lunes y el próximo aumento del combustible, medidas que llenan de preocupación a los ciudadanos pues prevén que solo traerán más caos a este país que pasa por una severa crisis.

Varios billetes de baja denominación saldrán de circulación, incluyendo los del cono monetario anterior al que va a ser sustituido y que aún eran usados en el país.

Para Yanet Guerrero, una contadora de 60 años, la ciudadanía “no confía” en lo que se ha explicado hasta ahora de las medidas, pues cada vocero que intenta aclararlas “solo genera más confusión”.

Los supermercados amanecieron abarrotados de consumidores que, además, deben hacer grandes colas para pagar pues las transacciones con tarjetas de débito o crédito solo soportan un límite que ya fue sobrepasado por la hiperinflación.

El dinero en efectivo es uno de los muchos bienes que escasean en Venezuela, lo que según el gobierno del presidente Nicolás Maduro será solucionado a partir del lunes con la nueva medida que le quitará cincos ceros al bolívar.

En las gasolineras de Caracas también se observaron colas largas aunque no será el lunes cuando se empiece a aplicar el aumento del combustible que, según el gobierno, deberá ser pagado a “precios internacionales” por todo aquel que no haya obtenido el llamado “carnet de la patria” para registrarse en el “censo automotor”.

El aumento de la gasolina, hasta ahora la más barata del mundo, llena de confusión a los venezolanos y de ahí que muchos se precipiten a las bombas de combustible para recargar el tanque mientras lo puedan hacer.

También ayer, cientos de policías con equipos antimotines impidieron una marcha de trabajadores del sector de la salud, que intentaba llegar a la casa del gobierno venezolano para exigir mejores salarios con que enfrentar la espiral hiperinflacionaria que azota al país, así como mayores medios para los hospitales.

La manifestación partió del hospital de niños J.M. De los Ríos, en el centro de Caracas, pero sólo avanzó unos metros ya que una muralla de agentes impidió el paso.

La marcha fue organizada tras una huelga de 54 días iniciada por el gremio de enfermeras para exigir un aumento salarial, a la cual se sumaron otros trabajadores de la salud.

LEAVE A REPLY