Realizan el primer trasplante completo de pene y escroto

0
528

“Confiamos en que el trasplante le permita a este joven recuperar las funciones miccionales y sexuales casi en su totalidad”: profesor y director de la División de Cirugía Plástica y Reparadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, Andrew Lee.

Durante 14 horas, un equipo de 11 cirujanos realizó el primer trasplante completo de pene y escroto del mundo a un soldado norteamericano tras lesionarse con un explosivo en Afganistán.

El 26 de marzo nueve cirujanos plásticos y dos cirujanos urológicos trasplantaron el pene, el escroto (sin los testículos) y parte de la pared abdominal de un donante fallecido en el hospital y universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

“Confiamos en que el trasplante le permita a este joven recuperar las funciones miccionales y sexuales casi en su totalidad”, afirmó el profesor y director de la División de Cirugía Plástica y Reparadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, Andrew Lee.

En un comunicado, el centro de salud informó que el receptor del trasplante “ya se está recuperado de la cirugía y espera el alta hospitalaria esta semana”.

Lee explicó:
“Si bien es posible reconstruir el pene con tejido de otras partes del cuerpo, sería necesario implantar una prótesis para lograr la erección, lo que supone un riesgo de infección más alto. Asimismo, debido a otras lesiones, a menudo los soldados no tienen tejido suficiente de otras partes del cuerpo que se pueda aprovechar”.

Mientras tanto, el profesor Richard Redett, integrante del Departamento de Cirugía Plástica y Reconstructiva de la Facultad de Medicina de la misma universidad, enfatizó que “el proceso realizado es el resultado de más de cinco años de experiencia y trabajo en el Johns Hopkins en múltiples disciplinas.

“Para el trasplante tomamos el tejido del donante, cuyos testículos no fueron necesarios, y luego removimos los restos de tejido y piel del receptor para implantar y conectar venas y nervios, que aportan el flujo de sangre y sensibilidad que hacen falta”, comentó Redett, dijo.

Asimismo, agradeció la “generosidad de la familia del donante”: “Ningún trasplante sería posible sin la generosidad de las familias, así que agradecemos en este caso a los parientes del donante, sin cuya generosidad este logro no habría sido posible”, destacó.

Esta intervención denominada como “alotrasplante compuesto vascularizado”, incluye varios tejidos complejos que pueden contener piel, músculo, tendón, hueso, nervios y vasos sanguíneos.

“El rechazo del tejido trasplantado siempre es una preocupación, por lo que al paciente se le administra una terapia inmunosupresora para prevenirlo”, señalaron.

El primer procedimiento de ese este tipo se realizó en 2006 en China a un paciente de 44 años que había perdido la mayor parte de su pene tras un accidente, por lo que recibió el miembro de un joven de 22 años con muerte cerebral.

Aunque tuvo éxito la cirugía, el procedimiento fue revertido 15 días después, debido a que el paciente y su esposa “sufrieron traumas psicológicos” a causa de la operación, de acuerdo con el portal Clarín.

LEAVE A REPLY