“LOS POLICÍAS NO HAN DICHO QUE HICIERON CON ELLOS”: MADRE DE JOVEN COLOMBIANA DESAPARECIDA EN CANCÚN JUNTO CON OTROS TRES PAISANOS RECLAMA RESPUESTAS ANTE EL NULO AVANCE DE LA INVESTIGACIÓN; TRAS SU REUNIÓN CON EL FISCAL, “ME DEJÓ EN LAS MISMAS”, DICE

0
747

CANCÚN, MX.– Su búsqueda no cesa, sigue aferrada en encontrar alguna pista que la lleve a localizar a su hija y por eso viajó desde Colombia a Cancún. Se trata de Aleida María, la madre de Tatiana, una joven colombiana que desapareció en esta ciudad el 18 de diciembre pasado junto con otras tres personas de su misma nacionalidad, entre éstos su novio, Sebastián, quien tres días después fue encontrado decapitado en la avenida Nichupté.

La joven desaparecida en un selfie tomado en la estética donde trabajaba en Cancún.

Aleida María se reunió la mañana del lunes con el fiscal General del Estado, Miguel Ángel Pech Cen, en busca de respuestas, pero no las obtuvo. “Me dejó en las mismas, la repuesta que me dio es que todo el proceso lo lleva la procuraduría, en Ciudad de México…qué hay siete capturas, que hay cinco policías que hay dos civiles, pero así que esté satisfecha, no”, expresó afligida.

Reconoce que llegó a Cancún con la esperanza de encontrar a su hija y de saber qué declararon los cinco policías municipales que fueron detenidos hace unos meses por la PGR, por haber sido quiénes detuvieron a Tatiana, de 25 años, junto con su novio, el padre de éste y un amigo, en un alboroto que se registró en un domicilio de la Región 90.

De acuerdo a las investigaciones, los policías no los llevaron a la base de la corporación para los trámites correspondientes, sino que los entregaron a un grupo delictivo.

“Los policías no han dicho que hicieron con ellos”, dijo Aleida María, quien tuvo acceso al expediente en su reunión con el Fiscal. Dentro de las investigaciones, los elementos se reservaron el derecho a rendir su declaración y con esto, no hay pistas del paradero de las tres personas.

La madre de Tatiana reconoce que su hija inició una relación con Sebastián, desde que estudiaban el bachillerato y desde el mes de mayo del año pasado, vino a radicar a Cancún, donde él laboraba en un sistema de préstamos de dinero.

“Él se dedicaba al cobro del gota a gota, al paga diario y ella llegó, lo que yo supe, ella llega y se coloca como haciendo jugos en algún lugar, un día mando un video de que estaba preparando unos jugos y siempre me decía que iba a un restaurante a preparar y luego se colocó en una peluquería, porque ella era estilista, ella trabajo durante seis años en la ciudad de Medellín en eso”, explica Aleida María.

Tatiana con su novio, quien apareció ejecutado en diciembre del 2017 en Cancún. Tres colombianos más, entre ellos ella, están desaparecidos desde entonces.

En su búsqueda de respuestas, ya realizó un recorrido en el domicilio que ocupaba su hija y su novio, en una zona residencial privada, en el cruce de las avenidas Chac Mool y Politécnico, y también en la vivienda de la Región 90, donde se registró un conflicto, en el cual fueron detenidos por policías municipales.

Aleida María tenía altas expectativas en la reunión que sostuvo con el Fiscal, para mantener vivas sus esperanzas de alguna noticia del paradero de su hija y de las otras dos, pero no encontró nada. “Sigo en las mismas, yo quería saber, yo le pregunté al fiscal, que si creía que estaba viva, si estaban vivos todos, porque de igual manera, no hablo solo de mi hija, sino del señor Raúl, por petición del hermano y de la mamá, de Oscar por petición de la esposa, del papá y de la mamá, pero que no se sabía, porque esos delincuentes policías se reservaron”.

Con la voz entrecortada, recuerda que la muerte de Sebastián fue muy triste, pues independiente de lo que estuviera haciendo, la muerte de Sebastián fue muy triste…a los medios de comunicación que me ayuden, a mi número de celular, que esta abajo, a esos números me pueden decir si la han visto. Ella tiene un tatuaje en el brazo que dice Michelle, el nombre de la hermanita y una corona”.

Incluso, envió un mensaje a quienes pudieran tenerla o a quienes saben del paradero de su hija: “A los secuestradores que nos den una pista de donde la tienen o donde los tienen por Don Raúl, por Oscar, donde los tienen que nos lo devuelvan. A nosotros no se nos perdió un arete ni documentos, son nuestros hijos los que se perdieron”.

Aleida María mostró algunas hojas con la fotografía de su hija, en busca de la ayuda de la ciudadanía para tratar de localizarla

LEAVE A REPLY